Nuestro Blog

Cerraduras para la puerta de la comunidad de vecinos

La vida en comunidad es una maravillosa experiencia y para sobrellevarla es importante respetar los espacios y la privacidad de cada vecino, no obstante, en la comunidad siempre existe una puerta o lugar que nos privado para los vecinos, sino que es un sitio donde todos convergen ya que el uso del mismo es derecho de todos los vecinos. Esta puerta tan importante que representa el sitio en común de los vecinos debe poseer una cerradura especial capaz de brindarle la seguridad y comodidad a todos.

¿Qué cerradura instalar en la puerta?

Lo primordial es tener en cuenta que tanta protección y seguridad requiere esta puerta y cuanto es el presupuesto de la comunidad de vecinos que se va a invertir en la cerradura a elegir. Si se escoge instalar una cerradura económica y tradicional hay que tener en cuenta que estas puertas al ser utilizadas por todos los vecinos conllevan consigo un desgate importante con el pasar de los años, por lo cual es común que estas tiendan a fallar, además al ser cerraduras convencionales estás son el objetivo perfecto para que los ladrones logren vulnerarlas.

Por ello, la opción ideal al momento de instalar una cerradura en el portal de la comunidad de vecinos es comprar una de alta calidad y que además cuente con las pertinentes protecciones antirrobo como el sistema antibumping y el antipalanca. Puede que esto represente un gasto mayor en comparación con adquirir una cerradura convencional, pero esta inversión rendirá muchos frutos al disminuir la cantidad de robos en la comunidad.

Cerraduras para portales embutidas

A diferencias de las cerraduras citadas anteriormente, estas son mucho más estéticas ya que se pueden empotrar dentro de la puerta donde va a ser instalada, y es por ello que el montaje de la misma debe realizarlo un cerrajero profesional ya que dichas cerraduras demandan una extrema precisión al momento de instalarlas, de lo contrario el mecanismo y la protección que estas brindan será inútil. Las cerraduras embutidas están disponibles en diferentes modelos tales como aquellas que funcionan de manera tradicional, como las más modernas que son completamente automatizadas ya que cuentan con un imperceptible motor que abre o cierra la puerta de manera eficiente y cuando usted lo desea.

¿Se pueden cerrar con llave estas cerraduras automatizas?

 La duda que siempre persiste en las personas que están pensando en adquirir una cerradura automatizada es si estas se las puede cerrar definitivamente con una llave, lo cual es correcto ya que por más que el sistema para el cual está diseñado la cerradura es para que abran y cierren de forma automática, también poseen una ranura para insertar una llave con la cual cerraremos de manera manual la cerradura automatizada.

Las modernas cerraduras de los portales de comunidad de vecinos

Todas las cerraduras que utilicen para ser abiertas una llave son vulnerables a ser saboteadas por los ladrones por múltiples razones, una de ella y quizás la más importante es que dichas llaves se pueden extraviar, pueden ser robadas, y si llegan a las manos de un ladrón este no durara en sacarle una copia para así poder efectuar un robo. Otro problema con las cerraduras de llaves es que el constante uso de las mismas, y sobre todo más si la puerta es de una comunidad de vecinos bastante amplia, hace que tanto el cilindro como la llave sufran un desgaste importante, por lo cual estas cerraduras requieren ser reemplazadas periódicamente.

La solución que la tecnología tiene para los portales de vecinos y reemplazar de una vez por todas las cerraduras de llaves son la implementación de las cerraduras inteligentes, un moderno sistema de seguridad el cual permite a sus usuarios realizar la apertura de la puerta con el uso de su teléfono celular mediante un botón o al ingresar un código preestablecido dependiendo del modelo instalado.

Basta ya de la reproducción indiscriminada de una llave, con las cerraduras inteligentes cada vecino de la comunidad poseerá un código de acceso con el cual no solo las personas podrán abrir la puerta, sino que también la cerradura inteligente registrara todas las aperturas de la cerradura para tener un control detallado sobre el uso de la misma.

Control inteligente del acceso al portal

Estas cerraduras modernas ofrecen una gran cantidad de opciones diseñadas para facilitar la vida en comunidad, ya que por ejemplo se puede restringir o permitir el acceso de los usuarios durante cierta hora del día o en un horario previamente acordado.

Para ejemplificar esta ventaja que brindan las cerradura inteligentes, tengamos en cuenta que en muchas comunidades de vecinos existen trabajadores, ya sea de limpieza o jardineros, los cuales tienen a acudir periódicamente a la comunidad, pues en vez de darles una copia de la llave lo cual nunca es recomendado, usted le dará un código y programara dicho código para que solo funcione una vez o solo durante unas horas previamente acordadas con el trabajador, con lo cual se creara una comunidad mucho más segura y tranquila. Resulta verdaderamente increíble las posibilidades que brindan estas cerraduras las cuales las hacen sin duda alguna las más recomendadas para las comunidades de vecinos.

Cuál es la cerradura más fácil de abrir

Son muchas las personas que temen por la seguridad de sus cerraduras, la mayoría de ellas temen que estas sean vulnerables ante las técnicas de moda que están realizando los ladrones en todo el mundo para cometer sus crímenes. Si usted se encuentra preocupado sobre qué tan fácil es su cerradura de abrir, o si se próximamente va a realizar la compra de una cerradura y no quiere adquirir por error una cerradura de mala calidad, le vamos a brindar a continuación los tips necesarios para que pueda diferenciar una mala cerradura de una buena.

Las más fáciles de abrir: Cerraduras sin antibumping

No hay que ser muy inteligentes ni tener conocimientos profundos en el ámbito de la cerrajería para saber que las cerraduras más endebles de la actualidad son aquellas tradicionales que no cuentan con el sistema antibumping, esto debido al hecho de que dicha técnica es sin lugar a dudas con la que mayormente se cometen los robos a viviendas.

Para realizar el bumping los ladrones utilizan una llave modificada la cual está diseñada para que, al darle golpes por su base, esta haga que los pistones encajen con la llave y de esta forma se logra abrir las cerraduras. Esto sin duda se evita con las cerraduras antibumping ya que están elaboradas especialmente para anular esta técnica ilegal.

¿Cómo disminuir el riesgo del bumping?

La idea de reducir el riesgo de bumping es algo que debemos de tener en cuenta si queremos aumentar el nivel de seguridad de nuestra casa y prevenir los robos, para ello existen dos formas de evitar ser víctimas de esta indecorosa técnica.

La primera medida que debemos tomar para mejorar la seguridad de nuestras cerraduras y prevenir el bumping es sustituir tu cerradura tradicional por un moderno cilindro antibumping, estas son diseñadas en acero y los pistones son mucho más resistentes al sabotaje, por lo cual el ladrón no logrará manipular la cerradura y deberá renunciar al intento de robo.

La segunda medida a tomar es colocarle a nuestra cerradura antibumping un escudo de protección frontal, el cual no solo evita que se usen taladros en la cerradura para tratar de forzarla, también ayuda haciendo que el ladrón no pueda reconocer cual es la marca de la cerradura. Esto resulta muy beneficioso ya que cada marca de cerraduras posee su propia forma o modelo de llaves, esto hace que el ladrón al no conocer el tipo de llave no podrá utilizar una la llave maestra correcta que utilizan al momento de realizar el bumping.

Consejos para prevenir que vulneren tu cerradura

Por más que poseas una cerradura antibumping y que además le añadas otros medios de protección como el escudo frontal que citamos anteriormente, nada de eso tendrá su eficacia si no cierras la puerta con llave al salir de tu casa, por eso siempre es importante crear la costumbre o el habito de revisar siempre antes de abandonar tu hogar si la cerradura fue cerrada con llave.

Otra de las recomendaciones que se deben tener en cuenta es siempre mantener un control de las copias de la llave de tu cerradura, es decir, si por alguna razón prestaste o le distes una copia a alguien, inmediatamente luego de que ya la haya utilizado es importante quitársela para asegurarse de que nadie posee además de ti el control de tu cerradura, y si llegas a extraviar una llave, lo más recomendable es que cambies la cerradura por una nueva.

¿Si tengo una cerradura fácil de abrir, que debo hacer?

Es preocupante darse cuenta que la cerradura de nuestra vivienda es muy fácil de abrir, pero en vez de lamentarnos lo que debemos de hacer es ocuparnos de esta situación y mejorar inmediatamente la seguridad de nuestra casa.

Primero que nada, debemos reemplazar lo más rápidamente posible la cerradura de nuestra casa, y optar para su reemplazo por la instalación de una cerradura que bride todas las garantías posibles para la prevención de robos, y como ya hemos mencionado varias veces en los párrafos anteriores no hay mejor opción que la de comprar un cilindro antibumping. Todos sabemos que las cerraduras perfectas no existen, pero estos increíbles y seguros cilindros tienen un margen de falla muy mínimo por lo cual para que el ladrón logre abrirlos deberá destrozarlo por completo, lo cual es prácticamente imposible porque dichos cilindros están fabricados con materiales muy resistentes.

Cuando se habla de la seguridad del hogar siempre debemos tomarnos este tema muy enserio ya que siempre es mejor prevenir un robo que tener que lidiar con las consecuencias y daños que ocasione uno de estos crímenes. Por ello recomendamos que se aboque con cautela y esfuerzo en mejorar la seguridad de sus cerraduras para que así usted pueda disfrutar de las bondades de vivir seguros y protegido.

Modelos de cierres metálicos

Para satisfacer tus necesidades de conocimiento acerca de los distintos modelos o tipos de cierres metálicos que existen, hemos creado en este artículo un listado para que conozcas los principales cierres metálicos de manera concisa. Si tienes un pequeño negocio o una gran empresa, aquí te mostraremos los mejores cierres metálicos para decidas cuál es el que más se ajusta a tus exigencias de seguridad.

Definición de cierres metálicos

Previo a indagar en aspectos específicos, es importante conocer el concepto de cierres metálicos para entender de mejor manera de lo que se hablará. En esencia, los cierres metálicos son cortinas dispuestas en los locales comerciales para proteger las grandes entradas y hacerlos invulnerables ante la irrupción de los malhechores. Existen diversos tipos de cierres metálicos y sobre eso tratará este artículo.

Cierres metálicos enrollables

Es el más básico y conocido de los tipos de cierres metálicos. Cuando procedamos con la apertura del cierre el sistema se plegará en forma de rollo, tal como lo hacen las persianas. De igual forma, cuando deseamos cerrar el negocio o el local el cierre se desenrolla y se extiende resguardando la entrada.

Cierres metálicos automáticos

Cabe resaltar que el cierre anterior es de manipulación manual. En contraste, el presente cierre metálico es de manipulación automática por lo que podemos abrirla o cerrarla sin usar nuestras manos.

En sí, el funcionamiento del cierre metálico automático es el mismo que el del cierre metálico enrollable, con la única diferencia que el automático es mucho más ergonómico. Si sufres problemas físicos por manipular cierres metálicos tú mismo, tu solución es entonces el cierre automático ya que con tan sólo presionar un botón o introducir una llave el cierre se abrirá o cerrará a tu merced.

Cierres metálicos de aluminio

Es exactamente el mismo cierre metálico enrollable, con la única y no menor excepción de que este cierre está hecho de un diferente material; de aluminio.

Cierres metálicos ciegos

La metáfora de la ceguedad es usada en este tipo de cierre metálico para referirse a que el cierre presenta una barrera visual que impide la normal visualización de los objetos que hay en el interior del negocio que está brindando seguridad. Es un cierre ideal para los negocios donde no interesa mostrar, en horas de cierre, los productos que están a la venta. El cierre puede ser manual o automático. No olvides que la versión automática es la más costosa, así que haz un balance económico en función de tu ergonomía y seguridad para decantarte por una variante u otro.

Cierres metálicos de concha

Es un cierre confeccionado con diversas barras, tanto en cuestión de grosor como de diseño. Se realizan uniones mediante grapas de aluminio (de alta resistencia) para agrupar debidamente las barras en el cierre metálico. Esta clase de cierre es ideal para los locales comerciales que necesitan que el interior se visualice incluso cuando las persianas se bajen, ya que sí permite la visualización interior.

Cierres metálicos de lama plana

Con un tubo de acero usado para el ensamblaje y una confección en piezas de aluminio, este cierre es una mejora del cierre metálico enrollable. Posee una gran diversidad de variantes, de las cuales las más importantes y seguras son: los cierres de pletina plana cruzada, pletina plana lineal simple o pletina plana doble. La última es la considerada más segura en este rubro.

Cierres metálicos micro perforados

Es un modelo muy parecido a los cierres metálicos ciegos, pero con la gran diferencia de que los micro perforados permiten ver tanto desde afuera como desde adentro del local comercial donde estén instalados. Se consideran como uno de los mejores cierres para la protección de tu negocio.

Cierres metálicos troleados

Son realizados con grandes grosores de materiales y con una amplia distribución entre ellos, para permitir una óptima visualización del negocio desde afuera y desde adentro, y, además, para brindar la máxima seguridad y resistencia ante los forzamientos de los ladrones que intenten penetrar en el lugar. Si buscas seguridad y calidad, este es el cierre metálico que estabas buscando.

Cierres metálicos de tijera

Este cierre metálico ostenta una gran visualización del negocio desde el exterior, lo que lo hace ideal para los locales donde se requiera la exhibición de los productos aun cuando está cerrada la tienda.

Tiene muchas variaciones de apertura: lateral, central o enrollable. El enrollable es el mejor sistema de apertura, ya que ocupa poco espacio en comparación con el lateral y el central, dando un aspecto estético sutil para tu negocio.

Cierres metálicos de acero inoxidable

Es uno de los modelos más usuales y convencionales que están disponibles en el mercado, su funcionamiento es básico y efectivo, la única diferencia es del material del que está hecho (acero inoxidable), el cual te asegura un desgaste mínimo del cierre con el pasar de los años. El grosor de este tipo de cierre depende si quieres resistencia máxima al forzamiento o no.

Cierres metálicos galvanizado

Es per se un cierre metálico convencional, la diferencia reside en que está hecho de un material distinto: pintura galvanizada.

¿Qué he de considerar al momento de comprar un cierre metálico?

Los cierres metálicos deben ajustarse precisamente a las medidas de la entrada del negocio. Por lo tanto, compra un cierre metálico del material que requieras y pídele a un cerrajero que lo instale con las medidas exactas para hacer tu negocio invulnerable a las amenazas externas.

Elije lo que más se ajuste a tu comodidad y a las intenciones de tu negocio. Por lo tanto, considera variables de ergonomía, espacio, economía, resistencia y nivel de seguridad al momento de adquirir un cierre metálico para tu negocio, porque recuerda que la protección de tus bienes es vital para el progreso comercial de tu empresa. No olvides que sólo un profesional cerrajero podrá hacer una instalación de este tipo en los mejores términos.

Cerraduras Dierre

Su fundación data del año 1975 y considerada como una de las empresas líderes en el ámbito de la cerrajería y, particularmente, el de las cerraduras. Efectivamente, te estamos hablando de la marca Dierre, de dilatada experiencia y de reconocida calidad en el mercado. Si quieres conocer más sobre esta marca y sus productos entonces continua en este artículo donde ampliaremos más detalles.

La historia de Cerraduras Dierre

Como se mencionó en el párrafo propedéutico, su fundación data del año 1975, lo cual nos habla por sí solo de su amplia experiencia en el área de las cerraduras. La multitud de años a sus espaldas los hace una de las empresas más sabias y serias del mercado, actualizando y mejorando diariamente sus productos para ofrecer a su distinguida clientela sólo productos de calidad y seguridad comprobada.

En el transcurso del año 1978 innovó con el lanzamiento al mercado de la primera puerta industrializada, causándole buena fama dentro del público llevándolos a superar en el año 1980 la facturación de medio millón de años; cifras que definen la grandeza de la empresa.

Gracias a su continuo y paulatino crecimiento y, por consiguiente, de la demanda de sus productos, la empresa crea su primera fábrica en 1982, en la maravillosa Turín (lugar donde en la actualidad tiene su sede la empresa).

Ulteriormente se crearía una segunda fábrica a raíz de la popularización de sus productos en 1985. Cada una de esas fábricas ocupaban en aquel entonces una superficie de 1500 metros cuadrados.

Luego de ese año la empresa patentaría uno de sus productos más destacados: el bombín intercambiable “Mía”.

Ya para el año de 1990 la empresa pasaría a ser accionarial, con el fin de maximizar la obtención de capital, por medio de inversores, para continuar el progreso de la empresa. A partir de aquí las cosas cambiarían un poco; la empresa salió de Francia en 1994 y en 1993 se convirtieron en los primeros en anunciar sus servicios a través de la televisión. Para ese entonces, no había antecedentes de este tipo de publicidad para cerraduras.

En el no muy lejano año 2006, la puerta enrasada DSIDE fue puesta al mercado por Dirre y dos años más tarde (en el 2008) la puerta blindada enrasada “Wall Security” se puso en venta como una gran innovación.

Los mejores productos de seguridad Dierre

La marca de la que hoy estamos hablando no sólo se destaca en el rubro de las puertas, sino que también sus cerraduras son de gran relevancia en el mercador actual. Ante la imposibilidad de presentarte todos los modelos, te haremos un recuento de los mejores para que te decantes por el cual te conviene más para la protección de tu casa.

Cerradura Dierre Autoblocante Serne 427

Es una cerradura empotrable en la puerta que supone uno de los mayores éxitos en el mercado para la marca Dierre. Posee las necesarias e indispensables medidas de seguridad para crear una cerradura invulnerable a los forzamientos o artificios de apertura, impidiendo así el robo de tu vivienda por parte de los malhechores. Es ideal para domicilios y negocios.

Sus 4 bulones y su picaporte hacen de esta cerradura reversible una de las más demandas por los usuarios que buscan calidad. Sus cómodas dimensiones de 426 x 206 x 31mm son prefectas y ajustables a cualquier tipo de puerta en orden de ofrecer calidad sin discreción.

Cerradura europerfil DIE800D

Si en verdad buscas ergonomía y calidad esta es tu cerradura. Es de las mejores en cuanto a seguridad se refiere.

Ostenta un sistema de doble intención de cilindro que confirma que en seguridad no hay ninguna otra cerradura que se le compare, superando por gran amplitud a las cerraduras tradicionales. Muchos fabricantes están optando por el sistema de europerfil por todo lo anterior mencionado, agregando que estas cerraduras además pueden ser adquiridas por personas zurdas o diestras ya que ambos modelos están disponibles para ofrecerte mayor comodidad al momento de abrir la puerta.

Resalta por no tener cilindros en su estructura y por poseer 4 bulones y un picaporte en su realmente compleja estructura que confirma que este producto sólo te brindará alta calidad y seguridad para tu casa.

Cerradura europerfil DIE900D

Este modelo es la continuación del anterior, por ende, es superior a éste y es lo que necesitas si buscas mayor seguridad.

Per se, posee la misma estructura de doble cerradura y ausencia de cilindro que el anterior de la serie, pero se diferencia en el hecho de poseer más pitones.

Lo anterior expuesto fueron los principales productos que tiene para ofrecerte la marca Dierre, pero no olvides que en el mercado existe mucha más variedad que debes considerar en orden de economizar y comprar productos de cerrajería de la más alta calidad para la máxima seguridad de tu hogar.

¿Existen llaves que no se puedan copiar?

Hay llaves que es muy difícil copiarlas, pero en general todas las llaves pueden copiarse con un especialista que pueda hacerla, por ello no es la máxima seguridad que puedas poner.
Algo que se está poniendo de moda son las llaves incopiables, las cuales destacan por que es imposible que puedan ser copiadas. Este tipo de llaves llevan con sí una tarjeta, con la cual puedes acceder a través de la cerradura, esta tarjeta hay que guardarla muy bien, ya que será la clave para conseguir copias de las llaves en caso de cualquier tipo de pérdida o rotura. Este tipo de llaves solo se pueden conseguir a través de la empresa que la hizo, ya que no hay otra forma de conseguir una copia de este tipo de llaves con el mismo código.

Como puedes ver, todas las llaves se pueden copiar, aunque si es verdad que algunas son más sencillas que otras. El verdadero objetivo es impedir que el ladrón vaya a poder acceder al domicilio con una copia de la llave y abrir la puerta sin impedimento alguno.

Las llaves mecánicas se van a seguir usando, pero según muchos estudios el 80% de la población no sabe si realmente su llave tiene la seguridad que se puede esperar, por lo que no conocen si la llave es copiable o si es una llave sencilla para abrir y cerrar la puerta.

Las llaves anti copia cada vez tiene más demanda en los hogares, ya que es una forma sencilla de proteger tu domicilio, la cual el ladrón va a tener dificultades para acceder.

El punto negativo de este tipo de llaves es que al necesitar una copia o incluso perder la llave de tu hogar vas a tener que pedirla a la empresa y esperar a que la empresa la mande y la fabrique, este es uno de los puntos negativos que tiene este tipo de seguridad, ya que son realmente nuevas en el negocio, por lo que se espera que vaya mejorando con el paso del tiempo.

Las llaves digitales actualmente son las más complicadas de duplicar, ya que se necesitan estudios muy específicos para conseguir copiar una llave digital, además de que la mayoría de las empresas encripta sus llaves para que no sean copiadas. También hay que tener en cuenta la calidad de la llave, ya que depende de la seguridad de la llave que pueda ser duplicada o no por los ladrones.

Para los que buscan la máxima calidad, lo primero que debes hacer es buscar una cerradura y una llave de calidad, siempre en una empresa de cerrajería seria que pueda ayudarte en todos los aspectos de las llaves mecánicas y automáticas.

Poner más de una cerradura en una puerta blindada

Cada vez hay mas personas que están pensando en poner una cerradura complementaria en sus puertas blindadas, sobre todo para mucha gente que quiere reforzar un poco más la seguridad que tienen en su hogar. Por estas razones cada vez más gente se pregunta si realmente es una buena opción o no.

Sí se puede en cualquier puerta blindada, esta es una de las opciones que más personas están valorando en la actualidad, ya que doble protección en el hogar no falta. Hay algo más a tener en cuenta, y es que la seguridad en las puertas blindadas de por sí es muy fuerte, pero muchas personas piensan que solo con la seguridad de la puerta blindada estarán más seguros, aunque no es verdad. La seguridad de la cerradura principal a la larga es la más segura, ya que si la puerta blindada no está bien sujeta o tiene algún fallo eso lo puede aprovechar el ladrón sin problema, ya que es un fallo de seguridad importante.

No se recomienda poner un cerrojo en una puerta blindada, ya que la seguridad no va a ser mayor que la seguridad en sí de la cerradura principal, por ello es importante tener esto en cuenta. Se ha demostrado en muchísimas ocasiones que los cerrojos solo dan seguridad psicológica y no tanto en la realidad, aunque puede evitar algún robo en el domicilio.

No es recomendable un cerrojo ya que un ladrón especializado puede abrir cualquier puerta blindada, sobre todo si esta bien preparado. Si la puerta blindada ya ha sido abierta un cerrojo no va a evitar que pueda acceder a la vivienda. Los cerrojos son buenos sobre todo en puertas macizas, ya que estas puertas pueden conseguir una buena sujeción que es lo que necesitan este tipo de puertas.

Lo primero que debes pensar es si realmente ese tipo de cerradura te va a dar más seguridad real o solo seguridad psicológica. Una cerradura que no va a aumentar la seguridad de tu vivienda no es muy útil, por lo que mejor no tener ese tipo de inversión ya que es tirar el dinero.

Lo que debes tener en cuenta es que no hay ninguna cerradura perfecta que impida un robo, por este motivo los robos siguen existiendo y existirán, ya que, igual que las puertas están cada vez más especializadas, los ladrones lo están por igual. Lo más importante es que los anclajes sean de buena calidad y resistentes a la presión.

A veces la puerta no lo es todo, ya que en un edificio donde las ventanas son un buen punto de acceso también hay problemas de seguridad, ya que sin rejas o sin protección muchos ladrones pueden acceder a tu domicilio por estos lugares sin problema.

¿ES MÁS SEGURO DEJAR LA LLAVE PUESTA?

La preocupación por mantener nuestra seguridad y la de nuestra familia es algo que siempre nos ronda a todos, puesto que la seguridad es lo primero, y más si se trata de nuestro domicilio, en donde deberemos sentirnos siempre seguros, no imagino otro lugar en el que todo el mundo sienta esta seguridad y tranquilidad plena de estar a salvo. Nuestro hogar debe ser siempre lo más seguro posible, y aunque nos sintamos así, siempre nos surgen dudas como esta de la que vamos a hablaros hoy.

¿Es más seguro dejar la llave puesta? Esta es sin duda la pregunta que más nos hacemos todos últimamente, de hecho he formado parte de este debate en multitud de ocasiones con amigos y familiares, es un tema que siempre surge, y esto se debe a que, quizás por costumbre de antes, es algo que no tenemos nada claro. Antiguamente se tenía la falsa concepción de que dejando la llave puesta por dentro tu puerta sería impenetrable, bueno, tiene su lógica si no se entiende mucho del tema, ¿Cómo va a entrar alguien del exterior si tengo la llave puesta en el interior? , ¿Cómo van a entrar una llave desde el exterior, si el espacio lo ocupa mi llave puesta desde el interior de la casa?, ¿Cómo va nadie a meter ninguna herramienta por el agujero de la llave si tengo la llave puesta? Por lógica, esto es imposible, no nos entra en la cabeza, el espacio del mecanismo de la cerradura ya está ocupado por una llave en uno de sus extremos, por lo tanto, no hay espacio para ninguna otra llave, ni ningún otro objeto, y menos que consiga abrir la puerta, ya que nuestra llave puesta en la cerradura por dentro está acaparando por completo la parte de la cerradura que se tiene que activar para que el mecanismo haga su función y abra la puerta. Esta es la lógica generalizada y que todavía nos ronda la cabeza desde hace muchos años atrás. Costumbres como decía anteriormente, pensamientos y creencias que duran la tira de años, que vamos pasando de generación en generación, y que son completamente equivocadas y erróneas.

¡Cuidado! Tu puerta no está más segura si dejas la llave puesta por dentro, de hecho, si seguimos con esta práctica generalizada, estaremos consiguiendo todo lo contrario, estaremos aportando una mayor inseguridad en nuestra vivienda, y por ende, en nuestra familia y en nosotros mismos, que puede costarte muy caro.

Si tu cerradura es de doble embrague, el hecho de dejar la llave puesta por dentro no te va a suponer ninguna ventaja, como ya hemos dicho, pero tampoco ningún problema añadido, es indiferente lo que hagas con la llave si tu cerradura es de este tipo, la dejes puesta o quitada, ya que esta cerradura de doble embrague, como su propio nombre indica, cuenta con dos embragues, uno exterior y otro interior, ¿y esto que quiere decir? Pues que esta cerradura o bombín cuenta con dos espacios distintos, uno para la llave por el exterior, y otro para la llave por el interior, no comparte este espacio para introducir las llaves, por lo que qué una esté puesta o no, no influye para nada en la cerradura. Esta es una característica de la cerraduras o bombines más avanzados y modernos, también llamadas cerraduras de emergencias, por la posibilidad de abrir con tu propia llave, y tranquilamente, desde el exterior si te has dejado las llaves puestas por dentro, o al contrario.

Si tu cerradura es de embrague simple, lo cual suele ser lo más habitual porque tendemos a tardar bastantes años en cambiar la cerradura de nuestras puertas, a no ser que se hayan estropeado por algún motivo, o hayamos tenido algún problema con ellas, por lo que será el caso de la mayoría, entonces si debes tener cuidado y cambiar esta mala costumbre o creencia de dejar la llave puesta por mayor seguridad, ya que ya nos ha quedado claro que lo que conseguimos con esto es lo contrario, inseguridad mayor, ya que la llave puede ser manipulada por un ladrón experto desde el exterior, y conseguir girarla.

Consejos para dar más seguridad a nuestras viviendas. Más allá de dejar la llave puesta o quitada, ya que es cierto que puede ser inconveniente para algunas situaciones, pero ventajas para otras, debemos cuidar otros puntos necesarios, como contar con una cerradura de seguridad en condiciones, aunque tengamos q desembolsar un dinero, y utilizar siempre pestillos de seguridad, que no permitan acceder a la vivienda tan fácilmente si se consigue forzar nuestra cerradura. Para conseguir la mayor seguridad posible cuenta siempre con el asesoramiento de un cerrajero profesional, no habrá nada que te dé más seguridad que sus consejos de experto en este tema.

¿CÓMO SE PUEDE ABRIR UNA PUERTA SI HAY UNA LLAVE DENTRO?

Sabemos que un problema con tu cerradura no es cosa de broma, y puede arruinarte el día completamente, y si además te ocurre en el momento más inoportuno económicamente hablando, más todavía, y ya conocemos todos la Ley de Murphy, ninguno de nosotros estamos a salvo de ella, por ello vamos a contarte como se puede abrir una puerta si hay una llave dentro de la cerradura. ¡Por intentarlo que no quede!

Comprobar si tu cerradura tiene función de emergencia o cilindros friccionados. Si es así, estás salvado. Este tipo de cerraduras cuentan con un sistema de emergencia para estas ocasiones, es decir, el cilindro tiene espacio suficiente para que la cerradura funcione con dos llaves metidas a la vez, una por un lado de la cerradura, y otra por el otro, por lo que no tendrías ningún problema en abrir aunque la llave esté puesta por dentro. Si no nos hemos ocupado nosotros de elegir las cerraduras de casa, es muy probable que no sepamos si nuestra cerradura cuenta o no con este sistema de emergencia, por lo que solo tienes que probar y salir de dudas.

Si no has tenido suerte, vamos a probar con alguna de las opciones para abrir una puerta con la llave dentro. Si la llave no estuviese echada, es decir, que no tuviese ninguna vuelta dada, solamente puesta en la cerradura y recta, lo que vamos a intentar es empujarla desde el otro lado de la cerradura. Para ello hazte con algo fino y consistente que entre perfectamente por la rendija de la llave, como un alambre por ejemplo. Introdúcelo por el agujero e intenta tocar la llave desde ahí y empujarla, ni siquiera hará falta que saques la llave del todo, con que la muevas unos milímetros tendrás juego suficiente para abrir desde fuera.

Si la llave estuviese echada, en este caso se complica la cosa, pero nada es imposible, así que vamos a intentarlo. Lo que te propongo es que intentes abrirla con el método de la tarjeta de crédito, sí, ya lo sé, suena a película e imposible de conseguir, pero no es así, es cierto que se necesita algo de práctica, y también que la cerradura no sea de seguridad, pero funcionar, funciona, con paciencia y varios intentos. Lo primero es recomendar que no se utilice una tarjeta de crédito, aunque todos llamemos así a este método, ya que ten por seguro que la vas a dañar y quedará totalmente inservible. Seguro que tienes en tu cartera alguna tarjeta que no utilices mucho o que te de igual romperla, alguna de alguna de tus tiendas favoritas o de socio de algún sitio, ya te harán una nueva después, por eso no hay problema. Si no cuentas con ninguna tarjeta en ese momento, puedes fabricártela tú mismo, en realidad lo único que necesitas es un plástico muy plano, que sea resistente pero con algo de flexibilidad. Puedes hacértela con una botella de plástico de refresco, por ejemplo, solo tienes que acercarte a la tienda más cercana, que seguro que tienes una, estés donde estés, y comprar una botella de las de litro. Ahora lo que necesitas es algo que corte, un cúter, unas tijeras,…pídeselas a la de la tienda si es necesario (también es bueno contar con la ayuda de los vecinos, que para algo están). Córtale a la botella tanto la parte de la boquilla, como la parte del culo, y a continuación corta el plástico por la mitad para conseguir que sea una tira larga, e intenta moldearla un poco para que no esté tan curva, ya que, por inercia, el plástico tenderá a volver a su forma original de botella. Una vez que tenemos el plástico que necesitábamos, vamos a pasar a la acción. Introduce el plástico por la rendija que queda entre el marco de la puerta y la puerta propiamente dicha, justo por encima del resbalón de la cerradura, la pieza que hace que la puerta se mantenga cerrada. Lo que tenemos que conseguir es interponer el plástico entre el resbalón, o pestillo, y el agujero del marco de la puerta en el que encaja, para así poder abrir nuestra puerta. Inserta el plástico poco a poco, de forma que quede un poco inclinado, perpendicular a la puerta, y ve bajándolo hacia el resbalón, si vamos moviendo un poco la puerta adelante y atrás, ayudándonos para ello de la manilla o pomo, conseguiremos que la puerta vibre y nos ayude a introducir el plástico por el resbalón, en teoría, en una de estas, la puerta se abrirá. Es cuestión de probar, e intentarlo una y otra vez. Si hay mucha gente que lo consigue ¿Por qué nosotros no?, es cuestión de insistir.

Siempre te queda la opción de llamar a un cerrajero, tendrás que pagar los servicios, eso seguro, pero siempre será más cómodo, rápido, y sin daño de ningún tipo en tu cerradura o puerta.